rajoyEstábamos en la hora cero de la democracia española. Sin duda, la transición supuso uno de los logros más extraordinarios de nuestra sociedad, además de un ejemplo de unidad y firmeza para el resto del mundo.

En aquellos momentos también eran las primeras horas para el centro derecha en nuestro país, muchos de cuyos artífices son hoy, para nuestra tristeza, protagonistas inolvidables del libro que tengo el honor de prologar, y cuyos autores son orgullosos testigos de la valía de todos aquellos hombres y mujeres que con un sacrificio literalmente impagable contribuyeron a hacer posible la democracia en España.

Hora cero también para un Partido que tiene que mirarse en el espejo de esos años para ver en él reflejado todo lo que es hoy. Porque al volver la mirada hacia ese espejo sincero, desde cualquiera de los ángulos posibles, vemos que la Libertad siempre ha estado en la raíz de nuestro compromiso político, detrás de cualquiera de las siglas que más tarde confluirían en el Partido Popular. Libertad, con mayúsculas. Libertad que va inexorablemente unida a otras palabras mayúsculas de la democracia: Justicia e Igualdad. Y sobre estos tres pilares se construyen desde el origen los postulados del Partido Popular, con las personas como eje de su compromiso, huyendo de los excesos de dogmatismo y tratando de mantener siempre la coherencia entre sujetos y predicados.

En las postrimerías de los años setenta del siglo pasado comenzamos a construir, entre todos, la Constitución por la que hoy nos regimos. Recuperamos el sujeto político soberano que se constituyó en 1812: la nación de ciudadanos libres e iguales. Y en aquél histórico referéndum, el 6 de diciembre de 1978, casi nueve de cada diez españoles votaron a favor del texto que previamente habían aprobado las Cortes. Aquel día, que en Pontevedra recuerdo lluvioso, se produjo un acto de conciliación nacional que explicitaba el deseo de los españoles de convivir en paz.

Pero al igual que sucede en todas las sociedades abiertas, la historia siempre queda matizada por luces y por sombras. Aquí, la mayor de las luces ha sido la valentía de todos aquellos que han apostado por la defensa de un Estado de derecho y por su salvaguarda como la mejor de las garantías para lograr conjugar esa Libertad, con la Justicia y la Igualdad. La más pesada de todas las sombras sin duda ha sido el terrorismo, el mayor enemigo de las sociedades abiertas.

El objetivo del terrorismo etarra ha sido el de acabar con la convivencia mediante la agresión a la vida y a la libertad de los ciudadanos, obligar a la democracia a desistir e imponer la ruptura. Ha producido la muerte, la mutilación y el sufrimiento a miles de personas, y ha amenazado la fortaleza de nuestra democracia al tratar de imponer mediante la violencia una ruptura del régimen constitucional que nos dimos los españoles en 1978.

Los testimonios de los familiares y amigos de las víctimas del terrorismo etarra coinciden al reconocer de algún modo un punto de inflexión en su día a día; un punto de inflexión que supuso la diferencia entre sentirse libres y sentirse realmente amenazados. Y la sociedad española también reconoce su punto de inflexión, en la movilización que siguió al secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, tras un criminal intento de chantaje al Gobierno y a los mismos ciudadanos, que salieron en todos los rincones de España para devolver el ultimátum a la banda terrorista. Ya no servía el terror; no servían las amenazas, el chantaje ni la coacción. Ese punto de inflexión significó la derrota social de Eta. Y había que empezar a hacer efectiva esa derrota.

A los sucesivos Gobiernos de José María Aznar, de los que formé parte ocupándome entre otras responsabilidades del Ministerio del Interior durante una etapa fundamental de la lucha antiterrorista, les correspondía esa tarea: hacer efectiva la derrota de la banda sin finales dialogados que únicamente supondrían diálogos sin final.

En nuestra coherencia entre sujetos y predicados siempre hemos tenido meridianamente claro que el único final posible es aquel que presenta a las víctimas como vencedoras, y a los terroristas como vencidos. Y en este sentido, durante esos años de Gobierno basamos la exitosa política antiterrorista en cinco aspectos fundamentales. En primer lugar, la firmeza democrática que implica el rechazo más absoluto a pagar cualquier precio político o a ceder a ningún chantaje. En segundo lugar, la fortaleza del Estado de Derecho; creo firmemente en la ley democrática y en su aplicación sin margen alguno para el fraude, la impunidad o el desafío. Por supuesto, la cooperación internacional era no solo una cuestión de eficacia, sino también un requerimiento moral; era necesario que esa derrota social que había tenido lugar en España fuera compartida por las sociedades democráticas del resto del mundo. En cuarto lugar basamos nuestra política antiterrorista en una eficaz acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y, por último, el aspecto quizás más fundamental es el recuerdo, el respeto y la voz para las víctimas.

Nadie se merece en España mayor testimonio de cercanía y compromiso que las víctimas del terrorismo; primero porque nuestras instituciones tienen la obligación de adoptar las medidas necesarias para paliar su tragedia personal y familiar, de promover su ayuda, su protección y el reconocimiento social que merecen; y segundo, porque constituyen el primer referente de la propia lucha contra cualquier manifestación de terrorismo.

La España de hoy devuelve en ese espejo sincero el reflejo de la capacidad de todos esos hombres y mujeres que, siguiendo el dictado de su conciencia, defendieron la ética del deber hasta las últimas consecuencias. Y ese reflejo nos guía lejos de los atajos en la lucha de todos por la derrota final del terrorismo.

Tenemos anotada una importante victoria: el reconocimiento de la memoria y dignidad de las víctimas, así como el reconocimiento de la más digna de todas las causas, que es la suya: la Justicia. Y esa victoria de la dignidad, de la memoria y de la justicia de las víctimas del terrorismo ni es negociable ni admite ningún paso atrás.

                                      Mariano Rajoy Brey

                                      Presidente del Partido Popular

 

 

accesoRaices de libertad

accesoPresentación de Mariano Rajoy

accesoComo lo vivimos los autores

accesoCronicas

 

 

Babesleak

Euskal Ikasketetarako Fundazio Popularra, Eusko Jaurlaritza eta Bizkaiko Foru Aldundiarekin ari da elkarlanean eta laguntza jasotzen du instituzio hauetatik.

El Futuro del concierto económico

El Futuro del concierto económico

Jose Carlos Cano Montejano

Historia de Navarra

Historia de Navarra

Jaime del Burgo

Cánovas y los conciertos económicos

Cánovas y los conciertos económicos

Jaime Ignacio del Burgo

El crepúsculo de Dios

El crepúsculo de Dios

Luis Haranburu Antuna

La epopeya de la foralidad Vasco Navarra

La epopeya de la foralidad Vasco Navarra

Jaime Ignacio Ddel Burgo

La epopeya de la foralidad Vasco Navarra

La epopeya de la foralidad Vasco Navarra

Jaime Ignacio Ddel Burgo

Nobleza con Libertad

Nobleza con Libertad

Pedro José Chacón Delgado

Negociaciones del PNV con Franco durante la guerra civil

Negociaciones del PNV con Franco durante la guerra civil

Carlos Olazabal Estecha

Manual del concejal en el País Vasco - 2014

Manual del concejal en el País Vasco - 2014

Laura Arana Aguire

Ángel Zurita Laguna

El manual electoral de Ciceron

El manual electoral de Ciceron

Arturo Aldecoa

Prologo de Leopoldo Barreda

Raices de Libertad

Raices de Libertad

Antonio Menino Santamaría

Alvaro Chapa

Breve historia de Alava y sus instituciones

Breve historia de Alava y sus instituciones

Eduardo Inclán Gil

Breve historia de Guipuzcoa y sus instituciones

Breve historia de Guipuzcoa y sus instituciones

José Luis Orella Martínez

Breve historia de Vizcaya y sus instituciones

Breve historia de Vizcaya y sus instituciones

Ascensión Pastor Porres

Beatriz Salaberri Aguilar

Radiografía de la economía Vasca 2012

Radiografía de la economía Vasca 2012

Carlos Rodríguez González

Ana María González Flores

Catalaina Gálvez Gálvez

Orígenes, ideología y Evolución del PNV

Orígenes, ideología y Evolución del PNV

El Nacionalismo Vasco

Joseba Arregui Aranburu

Pactos y Traiciones

Pactos y Traiciones

Los Archivos de la guerra en Euskadi

Vol I.

De San Sebastián al pacto de Bilbao

Carlos Olazabal Estecha

Pactos y Traiciones

Pactos y Traiciones

Los Archivos de la guerra en Euskadi

Vol II.

Del pacto de Bilbao al pacto de Santoña

Carlos Olazabal Estecha

Pactos y Traiciones

Pactos y Traiciones

Los Archivos de la guerra en Euskadi

Vol III.

El Fin

Carlos Olazabal Estecha

PP | PP VASCO |

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados.Fundación Popular de Estudios Vascos