delamonja

El segoviano Gerardo Gutiérrez de la Monja se asentó en Bilbao siendo muy joven, como consecuencia de acompañar al ejército liberal en la campaña que liberó a la Villa del último sitio carlista (1874).

 

Al término de la guerra civil en Bilbao, decidió quedarse en la capital del Nervión al intuir que su pálpito mercantil e industrial crecería animosamente.

 

En mayo de 1876 contrajo matrimonio con Ramona Arrieta, hermana de su socio en los negocios de comercio, quedándose definitivamente en Bilbao para no abandonarla nunca. Del matrimonio nacieron numerosos hijos aunque únicamente le sobrevivieron tres hijas.

 

El crecimiento industrial acaecido principalmente en la margen izquierda del Nervión, animaron a Gutiérrez de la Monja a establecerse como agente de aduanas después de adquirir la correspondiente titulación. El trasiego mercantil de la villa permitió al joven agente que prospera económicamente, al mismo tiempo que se abría a una nueva realidad social inducida por la expansiva burguesía bilbaína.

 

Al igual que otros hombres a los que le sonrío la fortuna, Gutierrez de la Monja se aficionó pronto a la fotografía retratando a su familia en variedad de ambientes domésticos y, principalmente, en las excursiones por las comarcas de la provincia. Su obra gráfica recoge la vida cotidiana de Bilbao, procesiones religiosas y, especialmente, los paisajes de la rada del Abra con la vida de las poblaciones ribereñas. Portugalete, Santurce, Las Arenas, están presentes en su objetivo estereoscópico, así como los caminos a Bilbao desde la cercana Bolueta que no dejaba de recorrer los fines de semana. La obra de Gutiérrez de la Monja recoge más de trescientos fotografías en soporte de cristal estereoscópico de diversa calidad debido a los excesos que el tiempo ha producido en su emulsión de plata.

 

PP | PP VASCO |

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados.Fundación Popular de Estudios Vascos